Soles y artistas
Categoría : Prensa y Video
Ellos son, por orden de llegada al mundo, Sara, Carla, Sofía y Marco. Cuentan, ocho, cuatro, dos y dos años respectivamente. Edades adorables tendentes todas ellas a embellecer la vida. A hacer gratos los días y alegre la existencia.
Quien tenga un niño cerca podrá corroborar lo que yo afirmo.
Medio en broma, medio en serio, me puse en contacto un día con Susi y Julián, excelentes amigos, y artistas ambos en el hermoso oficio de trabajar el vidrio y les expuse mi naciente idea: ¿Por qué no componéis un lindo cuadro con las caras bonitas de mis cuatro pequeños?

Como tienen por costumbre hacer – ojo, solo conmigo - no me dieron el sí aquel mismo momento. Ni muchísimo menos.
La amistad y confianza que nos une, admite claramente las demoras. Eso sí. Cuando deciden ponerse manos a la obra, resuelven mis encargos pronta y eficazmente.

De ahí que esas cuatro encantadoras criaturas que mis buenos amigos han llevado al cristal, copen desde hace días el lugar asignado.
El que ni Julián ni Susi me puedan rebatir lo que ahora escribo – es lo bueno de expresarse en soledad – me da pie para explicarme sin remilgos.

Me permito por ello decir que, en Logroño, calle Duquesa de la Victoria 55, bajo (frente al Polideportivo Lobete) en el número de teléfono 941 25 67 15 y en la dirección de correo susiyjulian@vidrierasartisticas.com encontraréis a ambos siempre llenos de ideas, proyectos e intenciones.
No sé si estarán o no de acuerdo con que, a mi manera y en mi página, publicite sus logros. Pero es lo que el deseo me está pidiendo ahora y me niego a llevarle la contraria.

Afortunadamente quedan personas como ellos – artesanos, artistas, llámeles cada cual como le venga en gana - aplicando cromatismo y luz al empañado gris de algunos días. Aunque solo fuera por ese cometido, merecen ser felicitados. Y es eso lo que estoy haciendo.

Si como dice un verso popular “todo es según el color/ del cristal con que se mira” Susi y Julián contribuyen con su actividad a que la vida se nos muestre hermosa.

Casi tanto, tanto, como el rostro apacible y picaruelo de Sara, Carla, Sofía y Marco. Cuatro SOLES plasmados por las autoras manos de dos buenos ARTISTAS.

Hasta en los días grises como hoy, 4 de febrero del año 2010, ellos logran que el eje de mi mundo se vista de esplendores.

Y es que, al mirar de frente, cuatro estrellas radiantes refulgen solamente para mí.

Para vosotros, Susi y Julián. Con admiración y Cariño
Esther Novalgos Laso


Enlace a la noticia:
http://www.novalgos.es/index.php?option=com_content&task=view&id=223&Itemid=225